Blogia
Blog de Alicia Elizundia

Raíces histórico-culturales de Nuestra América

Raíces histórico-culturales de Nuestra América

En la actualidad estamos obligados a desarrollar nuestras acciones en un mundo afectado por una profunda crisis del sistema capitalista y de los fundamentos que sustentaron la dominación del Imperio norteamericano.

La moderna civilización está enferma de gravedad y lo que comenzó en el plano financiero ha hecho metástasis en la economía real con su alto costo para los que menos tienen. Las multitudinarias huelgas y manifestaciones de protesta que han tenido lugar en los más importantes países europeos contra los intentos de descargar sus efectos sobre los sectores de más bajos ingresos muestran a las claras la profundidad de la crisis. Las guerras en Irak y Afganistán, los focos de tensión en Irán, el Medio Oriente y la península coreana, forman parte de una maquinaria de guerra en marcha que constituye una grave amenaza para la supervivencia de nuestra especie.

La lucha por la paz y los esfuerzos por sumar a ella al mayor número de hombres y mujeres de todo el planeta se ha convertido en una tarea de primer orden.

Son signos evidentes de la crisis de un sistema irracional que está provocando el calentamiento global, el deshielo de los polos, la desertificación, el agotamiento del petróleo y del agua, haciendo depender la supervivencia del capitalismo de la destrucción del planeta. En América Latina, junto a la quiebra del dominio imperialista con los procesos que tienen lugar en Venezuela, en Bolivia, Ecuador, Nicaragua y el fortalecimiento de mecanismos de integración y concertación como el ALBA, UNASUR, el Grupo de Río, que pronto se convertirá en Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. asistimos también al despliegue nuevamente de la IV flota de Estados Unidos en la región, al incremento de sus bases militares y al golpe de estado como en Honduras o al que fuera frustrado más recientemente en Ecuador.

En cuanto a Cuba, el criminal bloqueo aplicado por las administraciones norteamericanas durante medio siglo se mantiene intacto por la actual administración del Presidente Obama. Ese bloqueo ha recibido reiteradamente la condena casi unánime de la Asamblea General de las Naciones Unidas y crece cada día el movimiento de solidaridad con los cinco patriotas cubanos que permanecen injustamente encarcelados en Estados Unidos. Todo ello es una confirmación de que el gobierno de los EE.UU. se ha colocado al margen del orden jurídico internacional desconociendo el reclamo de la abrumadora mayoría de los países miembros de la ONU y aplicando una política de doble rasero en la lucha contra el terrorismo. Se encarcela a los antiterroristas mientras que terroristas confesos caminan libremente por las calles de Miami.

En nuestra región, es necesario que todo ejercicio de dialogo y reflexión que tenga lugar, se realice en un ambiente unitario, sin ismos excluyentes, teniendo como fundamento el pensamiento de Bolívar, Martí, Juárez y de todos los próceres de Nuestra América, que está presente en nuestras raíces históricas. Es precisamente esa historia de luchas y sacrificios, de victoria y reveses, el legado más preciado que tenemos que conservar como parte de nuestra memoria histórica y punto de partida para el futuro luminoso de unión de nuestros pueblos y países.

Nos enorgullecen los importantes avances alcanzados en algunos de nuestros países miembros del ALBA en la construcción de un mundo de justicia y equidad lo que nos permite afirmar una vez más que un mundo mejor es posible. Pero ese mundo hay que construirlo con la movilización consciente de millones de personas en todo el planeta basado en el equilibrio entre el hombre y la naturaleza y donde la dignidad humana, la justicia social y todos los derechos del hombre, sean realmente respetados y defendidos para todos los pueblos y para todos los ciudadanos de esta Patria Grande como la llamara el Libertador. Es un mundo sustentado en la máxima martiana de que Patria es Humanidad.

Marchemos hacia la conformación de la plataforma histórico-cultural que sustente, en el plano de las ideas, los procesos de integración entre los países miembros del ALBA y que se ha querido identificar como el ALMA del ALBA. Como hemos señalado en otras ocasiones, se lograría así el más amplio consenso y sería reflejo fiel del desarrollo concreto de nuestras sociedades, de su diversidad, y de la tradición intelectual y política de todos los pueblos y países que integran nuestra región.


 Por: Armando Hart Dávalos Fecha: 2011-03-01 Fuente: CUBARTE

http://www.cubarte.cult.cu/periodico/letra-con-filo/17397/17397.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres